ClickHabana Viajes



Plaza de Armas

La Plaza de Armas es la primera de las plazas habaneras, y está considerada el corazón de la antigua ciudad. Su ubicación se vincula con la tradición del primer cabildo celebrado el 16 de noviembre de 1514 bajo una frondosa ceiba, muy cerca del litoral, para dar los primeros pasos en la creación de la entonces villa de San Cristóbal de La Habana.

Descripción

Autor:Dirección de Patrimonio Cultural

La primera plaza existía junto al litoral desde el asentamiento definitivo de la villa; se conocía como "de la Iglesia" y sus funciones eran comerciales y públicas. Inicialmente se situaron a su alrededor las casas de los principales vecinos.

A fines del siglo XVI adquirió su forma definitiva, entre La Real Fuerza y la antigua Parroquial Mayor. Luego de la construcción de la Real Fuerza se destinó a ejercicios militares y se nombró Plaza de Armas, con lo cual perdió su carácter público.

Fue, desde su surgimiento, lugar de reunión de los habitantes de la primitiva villa, y la circundaron sus instituciones fundamentales. En el siglo XVIII, después de un período de decadencia, se remodeló al derribarse la Iglesia Parroquial Mayor, y se construyeron el Palacio de Correos e Intendencia, más conocido como “Palacio del Segundo Cabo”, y el Palacio de los Capitanes Generales, los edificios públicos más relevantes de la época.

En 1834, bajo el mandato de Miguel Tacón, se remodeló nuevamente y se le agregaron fuentes y áreas verdes. En su centro se colocó una estatua de Fernando VII que estuvo allí hasta 1955. En las primeras décadas del XIX, luego de diferentes cambios en el trazado de su terreno, se reconstruyó y recuperó sus características. Sus funciones como espacio político y administrativo se prolongaron hasta mediados del siglo XX.

Desde 1955 la estatua del Padre de la Patria Carlos Manuel de Céspedes, obra del artista cubano Sergio López Mesa, ocupa el pedestal donde se encontraba la del monarca español Fernando VII, y le da nombre a la plaza.

Hoy la Plaza de Armas continúa siendo el corazón de la ciudad antigua.


Tacón e/ Obispo y O'Reilly, La Habana Vieja

Imágenes

Los más valorados

  • Plaza de la Catedral

    La Plaza de la Catedral es la más conocida de las plazas habaneras, y una de las más armoniosas de América Latina. Rodeada de impresionantes mansiones del siglo XVIII, y habitada durante el día por turistas, transeúntes, vecinos y artesanos artistas con su obra, es un sitio bullicioso, pero acogedor y monumental; una visita obligada para los visitantes foráneos, tanto por su belleza como por sus innegables valores patrimoniales.

  • Plaza de Armas

    La Plaza de Armas es la primera de las plazas habaneras, y está considerada el corazón de la antigua ciudad. Su ubicación se vincula con la tradición del primer cabildo celebrado el 16 de noviembre de 1514 bajo una frondosa ceiba, muy cerca del litoral, para dar los primeros pasos en la creación de la entonces villa de San Cristóbal de La Habana.

  • Paseo del Prado

    El Paseo del Prado o de Martí, también conocido como Alameda de Extramuros o de Isabel Segunda, fue por muchos años la avenida más importante y de mayor belleza de La Habana.

Newsletter